martes, 17 de mayo de 2011

Pasar página

La vida es como un libro, cada persona tiene su historia. En ese libro que es la vida hay capítulos y dentro, páginas.
Algunas son aburridas, pasan una detrás de otra sin que te des cuenta, tan poca importancia tienen, poca repercusión, esas son las horas, los días que pasan volando.
En cambio de pronto te encuentras, como por sorpresa, leyendo una que tiene tanta importancia que tu mente, tu corazón y tus entrañas, a través de tus ojos y de tus manos, están sólo pendientes a cada frase, cada palabra, incluso de cada coma. En esos fragmentos encuentras historias hermosas, de esas que te llegan al alma y son tan bellas que no quieres pasar de página, sino estar ahí, toda la vida, ¿Y si acaba? pasas página y con suerte seguirá, o por desgracia, acabará. Impredecible.
Otras historias son hermosas y también terribles y desagradables, de esas que te dejan un gusto amargo en la boca y en el pensamiento, de esas que cuando llegas a la última frase te dejan con el ceño fruncido. Hermosas y desagradables dije, importantes en la historia, una mezcla de todo. Pones un marca páginas, señalando  un momento crucial. Esa sensación está ahí, pulsante, confusa ¿Se ha de pasar página? No quieres porque te ha dado tantas sensaciones, pero, en cambio, te ha cambiado sin quierer la vida para siempre, deseas pasar esa hoja porque la sensación confusa no puede, no debe estar mucho tiempo en ti, el propio cuerpo, inconscientemente lo sabe; es destructiva, moviliza, estanca. Debes pasar página, sabes que debes, que es lo mejor, que no hay mas remedio pero el miedo, ese grandísimo miedo no se va. Muchas preguntas ahogan tu mente, bella y desagradable si, ¿Y si no hay mas? ¿Nada tan terrible ni tan hermoso? Hay que seguir. Entonces un rayo de luz aclara ese cielo con nubes que es tu mente ¿Y si lo que viene luego es mejor? ¿Y si el final, o mejor aún, su camino es mejor de lo que podrías siquiera soñar?
Impredecible...


....................oOo....................

Anoche tuve un sueño muy raro,
era el de una chica que es transformada en cisne
y necesita el amor para romper el hechizo, 
pero el príncipe se enamoró de otra [sí mismo], 
y ella se suicida...

2 comentarios:

sonia dijo...

Tienes demasiada razón :( pero los capítulos te enseñan y forman, de los errores o caídas, cada uno se hace más fuerte y todo eso.

Me encanta esta entrada, como escribes *_*

Amelia dijo...

Muy lindo!!

Publicar un comentario